miércoles, 26 de junio de 2013

La maternidad de la A a la Z - L de laberinto

Buenas, buenas... otra semana y ya van...
Llegó la hora de nuestro querido #azdelamaternidad, o diccionario de la maternidad de la A a la Z, pensado e ideado por Vero, Trimadre a los 30, y redactado en cooperativa. Qué lindo suena este proyecto colectivo. Me encanta ser parte y si todavía no participás, te animo a hacerlo. Vas a conocer a personas increíbles además de colaborar con esta Gran Obra de la Maternidad como dice la nuestra Nieves.

L de laberinto. 

Para nada me gusta complicarme eh. Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.


                                                                              "El hilo se ha perdido; el laberinto se ha perdido también. 
Ahora ni siquiera sabemos si nos rodea un laberinto, 
un secreto cosmos, o un caos azaroso." (Borges)





Según estos muchachos de la RAE (después de seis semanas, no sé que opina mi siamesa 2.0 pero, ya somos "como chanchos"), un laberinto (del lat. labyrinthus, y este del gr. λαβύρινθος) supone:
1. m. Lugar formado artificiosamente por calles y encrucijadas, para confundir a quien se adentre en él, de modo que no pueda acertar con la salida.
2. m. Cosa confusa y enredada.
3. m. Composición poética hecha de manera que los versos puedan leerse al derecho y al revés y de otras maneras sin que dejen de formar cadencia y sentido.
4. m. Anat. Parte del oído interno.


Para esta entrada me sirven la primera y la segunda acepción. De la tercera les dejo un ejemplo en imagen y de la cuarta contarles una perlita. El cuerpo humano tiene su propio laberinto de Creta y está en nuestro oído, che.


Poema laberíntico de Francisco Acuña de Figueroa

Desde muy chica me atrajeron los laberintos. Descifrarlos para mí era una aventura. El primer laberinto que conocí (por lo menos para mí que en ese momento era una niña) fue el cementerio (tranquilos, no va de terror esto, esperemos). ¿El cementerio? Sí, no me miren como si fuera colifa che. Resulta que mi abuelo era cuidador del cementerio de Flores y cuando yo lo acompañaba al trabajo, me escapaba imaginando que estaba en medio de una aventura a los Indiana Jones. Así, lo vivía como un laberinto del que tenía que encontrar la salida para luego ir a desayunar con mi abu, un buen café con leche y medialunas. Caminaba por las sepulturas, me perdía entre las bóvedas. Una loquita! No sé, pero si alguno tuvo la oportunidad de pasar por Buenos Aires y conocer el cementerio de la Recoleta (tal vez Mamá Merlín?) me puede decir si no le ha parecido un laberinto. Siempre que fui me perdí recorriéndolo. Años después en vacaciones de invierno conocí un verdadero laberinto en la provincia de Córdoba, Argentina. El corazón me explotó de alegría y emoción.


Cumplí mi sueño a los 11 años cuando recorrí y logré salir del laberinto de Los Cocos, Córdoba, Argentina.

La cosa es que me gustaban los laberintos y todo lo que tuviera que ver con ellos para mí era un desafío. Películas, lugares, juegos y libros eran mis preferidos. Así conocí al escritor Jorge Luis Borges con quien tengo una relación de amor-odio (y creo que Madre Exilio me puede entender). Lo digo abiertamente, amo a Julio Cortázar. Pero no viene al caso. Bueno, resulta que el primer señor que nombré escribía sobro temas recurrentes y uno de los que le quitaba el sueño era el laberinto. Los laberintos representan la idea del "caos" y en ello tiene gran importancia la influencia de la mitología griega en la obra borgeana. Para Borges el mundo es un caos, y dentro del caos, el hombre está perdido, como en un laberinto, en un universo que no tiene principio ni fin. Esto es justamente lo que me atraía de él. En ese punto me sentía cobijada. Leer a Borges no es sencillo. La valoración de la obra borgeana precisa comprender la visión de mundo que subyace en sus relatos. Siempre fue muy rebuscado. Podía releer sus cuentos hasta 10 veces para tratar de descifrarlos. Otra vez, mi alma de aventurera salía en cada párrafo que iba leyendo. Creo que también lo odié un poco por esto, pero las verdaderas razones hoy tampoco vienen al caso.
Ya me habría encantado sentirme Ofelia y descubrir al Fauno en aquel laberinto en ruinas... (El laberinto del fauno, Guillermo del Toro, 2006)




El laberinto de la maternidad

Antes de ser mamá, mi vida era caos en el sentido borgeano (y en el real, flor de desbolada fui desde pequeña), yo era caos y me sentía perdida en el laberinto de un universo sin principio ni fin, cual estrellita en medio del cacho de cielo. 
(Calculo que Muriel se debe sentir igual... tan pequeña en un universo enorme cuyo horizonte se corre dos pasos cuando ella avanza apenas uno). 
No tenía idea de qué iba a ser(hacer) mañana salvo crecer e ir a la escuela. Siempre fui complicada, dramática (aunque a veces graciosa). Payasa es una buena descripción. Intrincada. 
Con el correr de los años, darme cuenta que la vida es dura fue un quiebre y muchas boludeces empezaron a rondar mi cabeza (además de tintura, debo reconocer) y eso que todavía no era adulta. De la bebelescencia de Lois, Mamá Nenúfar hasta la adolescencia, ¿qué me venís con la vida es bella "ni qué ocho cuartos"? De chica soñaba con enamorarme como en las películas, ser profesional y formar una familia. Hacer lo que me gustaba, ayudar a la gente (sabía que quería dedicarme a algo que aportara mi granito de arena al mundo) y también (cómo no) decorar mi futura casa (la de mis sueños). No me van a creer pero recortaba fotitos de muebles de las revistas (tendría 8-9 años) y los pegaba en un cuadernito para "de grande" no olvidarme cómo quería que fueran los muebles de mi casa (Colifa es poco, che). Y de golpe te chocás con la adolescencia y la revolución interior-exterior y te das cuenta que "el mundo fue y será una porquería", que papá noel y los reyes magos no existen, que un día te vas a morir y que el amor es puro sufrimiento (para exagerar soy mandada a hacer). 




Bien, si el mundo no es como lo pintaban, cómo salir de este lío. Laberinto si los hay. Encontrar una vocación. Elegir si estudiar o trabajar. Si las dos o ninguna. Capitalismo o socialismo. Explotación o revolución. De pronto se me presenta una paleta de colores y puedo elegir el que más me gusta o mejor me represente a mí y a mis ideas. Siempre estamos ante (al menos dos) puertas y tenemos que elegir (y acá un guiño a Vero, la Trimadre y su E de elección) cual abrir para avanzar. No sabemos que hay del otro lado. Vamos a tientas, sorteando obstáculos. Pero con la convicción de que somos dueños de nuestro destino. En mi caso, creo firmemente en que el destino lo escribimos sólo nosotros. Somos causalidad y no casualidad. Somos responsables plenos de nuestros actos.  Tal vez suene muy marxista. Pero esta es mi visión del mundo y no tiene que ser la del resto.




Si la vida a secas supone semejante desafío, qué decir de la maternidad. Ahí el universo infinito sin principio ni fin se me vino encima. Una sensación de vértigo (o pérdida de equilibrio) se apoderó de mí. Caos es poco. El test de embarazo revolucionó mi mundo y lo puso patas arriba como hojas de laurel a secar. ¿Y ahora... qué? Era la pregunta. ¿Cómo seguir? ¿Por dónde? ¿Qué puertas abrir? ¿Qué puertas cerrar? Me sentía como meada por un elefante (y esto es posta)... pude haber sido madre en cualquier momento ¿pero justo cuando me quedo sin trabajo? Eso es ser jodida che! Saco de once varas, un poroto. Quilombo de los quilombos! Ya estaba en el baile y ahora tenía que bailar.




Si sola no podía con mi cruz, cómo iba a hacer con una hija. ¿Convivencia? Con lo hincha pelotas que soy. Mamita querida, me sentía carne para sacrificio del temible Minotauro en el laberinto de Creta.  Y eso que recién estaba embarazada. Creo que el futuro papá también se sentía convulsionado pero él fue de armas tomar y agarró al toro por las astas.
Pasaron las semanas, los meses. Mi temor iba en ascenso. ¿Cómo sortear los obstáculos del laberinto que supone la maternidad? Era una pregunta recurrente en mi cabeza. Pasar varias horas al día sola y sin trabajar te lleva a pensar una boludez tras otra (además de cosas importantes). Si en vez de eso hubiera buscado info sobre lactancia creo que otra habría sido la historia. Pero como los finales cantados no me gustan. La tenía que cagar complicar. Sí, así de retorcida era la minitaNo sé si conocen la leyenda del minotauro que evoqué más arriba. Ésta nos dice algo así como que mientras el ser humano no trascienda su parte animal, no podrá salir del laberinto de su vida. Bueno, en esa búsqueda me encontraba.


Teseo y el minotauro

Nació Muriel y otra vez el caos. Bebé no se prende a la teta. Madre desesperada. Llora desconsolada. No sabe cómo calmar a su HIJA. Por más tiempo que estuvo en el vientre no se conocen. Dos extrañas se saludan. Una locura. Laberinto sin salida. ¿Cómo se sigue? Es muy shockeante traer un hijo al mundo. La responsabilidad de la elección se hace más pesada. No podés elegir cualquier puerta, cualquier desvío. No estás sola. Las consecuencias del camino que sigas no recaen sólo en vos. No. Ahora tenés una vida a cargo. Una vida a cargo y eso no es joda. Pero además no sólo una vida. Somos tres en el camino. Somos una familia. Y cuando el sendero se bifurque tendremos que elegir los dos por los tres. Seguir el hilo rojo del que hablaba Bego no es cosa sencilla, pero a la vez en él está la clave para descifrar el laberinto de la maternidad. El hilo rojo y la intuición (o sexto sentido) son las únicas dos herramientas con las que contamos para avanzar y elegir las puertas que creamos correctas.




De nuevo vuelvo a mi infancia, y si mi YO niño tuviera que decirle algo a mi YO adulto sería que no tema a lo desconocido porque ahí está lo atractivo y lo propio de la aventura. Nada como dejarse llevar por los sentidos. Los planes son sólo eso, planes. ¿La maternidad? La maternidad es otra cosa.



"Nuestro hermoso deber es imaginar que hay un laberinto y un hilo. 
Nunca daremos con el hilo, acaso lo encontramos y lo perdemos en un acto de fe,
 en una cadencia, en un sueño, en las palabras que se llaman filosofía, en la mera y sencilla felicidad. 
Aquí estamos lejos de ese otro laberinto que marca un destino de hierro, sin centro ni salida. 
 Quizás tengamos que optar por uno de esos dos laberintos, por el absurdo o por el sentido. 
Quizás también ocurra que en nuestras vidas pasemos por ambos." (Borges)



Y a pedido del MUY (ahora no tenés excusa para leerme che) acá les dejo mi diccionario de palabras y jergas argentas...


Lunfardiccionario:
 

Ser como chanchos: (pop.) ser amigos íntimos
Colifa: (pop.) Apoc. de Colifato/ta, lunáticomaniáticolocomedio loco

Cacho: Parte de un robo / Trozo
Flor de desbolada: MUY desordenada, desorganizada
Boludez: amer vulg (gilipollez) estupidez 
Ni que ocho cuartos: se usa para enfatizar la negación de algo.
Mandado-a a hacer: (pop.) de encargar la fabricación o elaboración de algo
No es como lo pintaban: las apariencias engañan
Quilombo:(pop.) Burdel, mancebía, prostíbulo/ desorden, escándalo/ mezcla o confusión de cosas, enredo/ dificultades o problemas familiares o comerciales
Baile(pop.) Alboroto, desorden
Posta: información correcta o veraz.
Minita: de "mina" en lunfardo, mujer


44 comentarios:

  1. Siempre me impresionas con tus entradas en este diccionario. Qué trabajazo! Y no solo el post, si no que también nos haces in diccionario!
    Perdona, pero no tienes nada que envidiarle a Borges. No en el sentido de que no seas comprensible, que si lo eres, si no que hay hay tanto que asimilar... Pero eso está bien. Me gusta encontrar nuevos matices en las relecturas.así que voy a leerlo de nuevo.
    Enhorabuena, caótica!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias che... me pone re contenta y para mí es un honor que me digas estas cosas...

      Un besote enorme :D

      Eliminar
  2. Pao, ¡magistral ensayo! Creo que lo voy a tener que releer varias veces para sacarle tooodo el jugo que tiene. ¡Eres una artista, de veras!

    Me has transmitido muchas sensaciones, reflexiones, valoraciones... creo que tengo mucho trabajo por delante.

    Te diré, además, que de pequeña, y aún ahora, me volvían loca los laberintos. ¡Otra cosa en común!

    Un placer leerte, como siempre...

    PD: y me encanta seguir aprendiendo vocablos argentinos, aunque Mafalda ya me enseñó algunos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Almu!!! Mil gracias... pensé que me había ido demasiado por las ramas (un poco si no?). Pero ahora lo releí y no quedó tan chiflado.

      Que bueno que también te volviesen loca los laberintos... una hermosa coincidencia (otra más de muchas)

      Gracias gracias gracias... te gustó el diccionario? jajaja

      Besotes gigantes :D

      Eliminar
  3. Madre mía Pao!!!! HAs estado sublime. Es cierto que la vida es como un laberinto y que muchas veces nos cuesta encontrar el camino correcto, pero como tú bien dices, las herramientas del hilo rojo y la intuición son las únicas que nos pueden ayudar.

    Un besazo y genial tu diccionario!!!

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mª José gracias miles che! Que bueno que se entendió la idea... soy tan caótica que me voy por las ramas siempre... pero me pone contenta que te haya gustado y que compartamos la idea de esas dos herramientas clave para descifrar nuestro propio laberinto.

      El diccionario fue un regalito argento pedido por el MUY pero para tod@s

      Besazo hermosísima!!! :D

      Eliminar
  4. Pao......me quito el sombrero.
    Recorrido total, de principio a fin.
    si de algo te sirve, yo- que llevo unos 7 años más de madre que tú (voz de ultratumba....habla la voz de la experiencia, jejejeje irónico), me he enfrentado a ese laberinto cada una de las 3 veces, y sigo haciéndolo. Pero me alegro de leer mis dudas escritas por otra mano...y con mucho más talento que yo!

    besos gordos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Paula, yo no sé como hice para enfrentarme una sola vez y no sé si tenga fuerzas pa más pero vos, la Trimadre, mi mamá y María Isabel, tres veces!!! Son locas che... Kamikazes...

      Que bueno que compartamos dudas y temores!!! Gracias por quitarte el sombrero, por leerme siempre y por hacerme reír de lo lindo!!!

      Besotes obesos!!!

      Eliminar
  5. Ole, ole y oleeeee…. Que rosario de sabiduría ¡!!! Te has quedado a gustito no??? Ay, madre…si es que eres como un torrente de palabras. Es que tengo la sensación que para tí escribir es como abrir un grifo. Si no decides cerrarlo, sigue y sigue manando…
    Pero ojo, manas cosas lindas, palabras que invitan a reflexionar, que gusta leer, no cualquier chorrada en plan hablar por hablar. Tienes mucho talento. Mucho.
    En cuanto a lo que dices… pues cierto. Bella metáfora. La vida es laberíntica, intrincada, sinuosa… y yo pienso como tú, no hay camino… el camino se hace al andar. Por supuesto, hemos ELEGIDO ser madres, y vamos recorriendo los pasillos del laberinto siguiendo las minihuellas de nuestros pequeños… Ains. Bello!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja me mató lo de rosario de sabiduría (ya te voy a pedir un Verodiccionario a vos también che jajaja)
      Soy una canilla abierta che... y así también derrocho agua y palabras jajajaaj
      Gracias por lo que decís... no creo tener talento, sólo que me siento a gusto en la tribu y me alientan a escribir como hacía mucho no hacía... y esta GOM es más que responsable de eso y vos por idearla!!!
      Gracias por compartir el mismo camino del laberinto, el camino de la maternidad, detrás de las huellas de nuestros pequeñitos!!!
      Un abrazote, vamos que mañana la ves a Mariclaveles y el corazón te va a estallar de amor y alegría!!! Brindemos por eso. LOVIUUUUUUUUUUU nena!!!

      Eliminar
  6. Impresionante!!!!!!! Un post de esos de 10!!!!!! Yo cada día me enfrento al laberinto de mi vida, y a veces no se ni por donde salir.

    Genial Pao!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Bea!!! Es complicado el laberinto de la vida y el de la maternidad, puff... que cuesta encontrar la salida correcta!!!

      Besotes hermosa!!!

      Eliminar
  7. Pao, tú misma eres un laberinto hermoso en el que a todos nos encantaría perdernos. Leerte es un placer mayúsculo, un deleite intelectual, un regalo a la emoción pura y un privilegio cada día.

    Sólo añadir que me han apasionado los laberintos, que el libro que escribí de niña tenía ese título, y que estaba cargado de simbolismo, como el camino que toda persona debe recorrer hasta llegar a su CENTRO. Y es una analogía perfecta para describir la maternidad.

    Felicidades, monstrua literaria. Ah, y lo de la GOM es cosa de nuestra Vero, jajajajaja. Conste.

    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay mi Nieves de cuentos!!! Gracias nena... si es que con vos me pasa lo mismo y no te miento. Me alegra saber que compartimos la pasión por los laberintos y desde ya decirte que me encantaría leer ese, tu libro...

      Gracias miles belleza... la GOM es cosa de Vero y también tuya che!!! Conste jajaja

      Bacione ti voglio bene picolina!!!

      Eliminar
  8. O_O cuando pueda hablar te digo algo...
    Niñaaaaaaaaaaa que bien escribes!! agárrate a esas dos manos que tienes a cada lado de tu ser...que ellos te darán la fuerza para salir de tu laberinto. Me ha encantado la reseña ;)
    LOVIUUUUUUUUUUU

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias hermosa!!! Gracias totales....

      LOVIUUUUUU TOOOOOOOOO

      Besotes enormes!!! ;-D

      Eliminar
  9. Escribes de libro... asombrada me hallo... un beso

    ResponderEliminar
  10. Uauuuuuu nena!!! Menudo repaso histórico, mitológico, literario y a tu propia historia.

    Yo soy de las personas que piensan que la vida es una decisión (laberinto) constante. Elegir el camino que quieres seguir es una constante. Hasta para las cositas más insignificantes estamos en laberinto... derecha o izquierda? Hacia dónde ir? Cuesta decidir sobre todo en los momentos cruciales. La duda en sí es un propio laberinto.

    Me quito el sombrero ché!!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias nenaaaaaa!!!!

      Flor de laberinto desde que nacemos no? Y qué hay de la libertad de nuestros peques... perdidas en un abismo sin fin... Cuánta razón tenés, hasta en las cosas insignificantes hay que elegir...

      Besotes grandotes :-D

      Eliminar
  11. Impresionante chiquilla!!! Cada semana me asombram tus entradas, la vida es un laberinto en si!!

    Un beso che!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias neni!!! Basta que me pongo colorada... que bueno te gusten mis entradas... me hace muy feliz!!!

      Besotes y a vivir este laberinto sin fin que es la vida misma ;-D

      Eliminar
  12. Bravo Pao, vaya pedazo de entrada, genial de principio a fin y con cada ilustración buscada... Reconozco perfectamente la sensación de caerse al vacío que describes cuando el test da positivo y lo difícil que es enfrentarse a cada una de las elecciones que nos da la vida, hay que hacer tantas...
    Un post genial, un besito :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María!!! Que sensación esa che... hoy se cumplen dos años del test de embarazo y el nudo en el estómago vuelve cuando recuerdo aquel momento... me siento en el aire cayendo al abismo de un tirón...

      Gracias miles... besotes enormes :D

      Eliminar
  13. Qué mérito tienes, guapa, la de tiempo que has debido dedicarle a esta entrada! Eres laberíntica, caótica, mágica, poética (y muchas otras preciosas palabras esdrújulas) y me encantas así.
    Por supuesto, me ha gustado mucho todo lo que has escrito (el Diccionario, impagable). La vida es un laberinto, y la maternidad ni te cuento!
    P.D. A mí también me gusta Cortázar, a ver cuándo nos escribes un post en Glíglico :-D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Isa, ya me gustaría escribir en Glíglico como Julio en Rayuela... pero es tan maravilloso que no sé si pueda siquiera llegarle a los talones... aunque un pequeño homenaje a tan grande escritor no creo que lo ofenda jajaja

      Gracias por todas las cosas lindas que me decís... gracias, de verdad...

      Queremos tanto a Julio :D

      Besotes super gigantes a lo Gulliver!!!

      Eliminar
  14. Madre Pao, me dejas sin palabras!!! Tú sí que te tomas el trabajo del diccionario bien en serio, madre mía, que entrada más completa, eres mi ídola number one. Y ese diccionario final de palabras argentas, está relindo!!!
    Me encanta como escribes, como hablas de Muriel, de la vida, del caos, ya poder escucharte y tomarme un café contigo sería lo más.

    Besazos guapa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Didi, cómo me gustaría conocerte nena y un cafecito y miles de horas para charlar... aunque con mi vos de pito no sé si no es mejor leerme jajaja

      Gracias por tus piropos che... me alegra que te haya gustado y el diccionario así les puedo mostrar un poco más de la cultura de mis pagos

      Besazos enormes hermosa!!!

      Eliminar
  15. Soy tu fan! Y justo te iba a preguntar qué significa Colifa y que me encuentro con el Glosario Maximo!!
    Yo conozco el cementerio de Recoleta y soy admiradora total de la hermosa Buenos Aires... y me transportaste allá y a los laberintos que uno va pasando en la vida, que cada vez se hacen más complejos. Y como dices: la maternidad es otra cosa y se cuece aparte.
    Te mando mil besos y gracias por esta joyita ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pao... jajaja era una sorpresa al final!!! Que lindo que conozcas Buenos Aires, de haberte conocido antes tal vez nos habríamos cruzado...

      Gracias por tus palabras y el cariño... es mutuo...

      Mil besos para vos y tus dos princesitas hermosas!!!

      Eliminar
  16. La verdad es que esto de la paternidad es un laberinto, llevas toda la razón Pao. Aunque también debo reconocer que muchas veces los hijos son quienes nos abren las puertas para seguir avanzando! Y es que los hijos son mucho más independientes y "facilitadores" de lo que creemos!

    Qué bien escribe usté, doña Pao! Y kilos de gracias por el diccionario, sos grosa!

    Por cierto, yo también soy flor de desbolada... desorganizado... aunque suena fatal Pao, al menos para referirse a un muchacho!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenés toda la razón... ellas nos hacen la vida más fácil aunque a veces nos ahoguemos en un vaso de agua... son las que nos van abriendo puertas y cerrando otras. Van abriendo caminos para construir andando... Ahora que somos Papás-Mamás qué haríamos sin nuestras peques?

      Gracias che. Me alegra que te haya gustado... y el lunfardiccionario ya queda fijo para el #azdelamaternidad

      jajaja mmmm desbolado es fatal!!!

      Un abrazo de gol... la roja a la final!!!

      Eliminar
  17. Jod... Pero qué pedazo de entrada y olé!!!
    Uau Pao! Tú y tu absoluta facilidad de palabra, de hilar, de enlazar y de enganche. Eres brava. Eres culta hasta decir bastante.
    Filósofa, pensadora y gran comunicadora.
    Pintas con tua palabras, dibujas...
    ENHORABUENA. Me has dejado boquiabierta.
    Flipando aún...
    Un abrazo enoooooorme que cruza el charco con millones de besos y aplausos de admiración.
    Noni

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay nena! Me encantó el "y olé". Me parto!!!
      Gracias hermosa por todo lo que me decís... me pongo roja de vergüenza.
      Gracias por todo che... Loviuuuuuuu

      Un abrazote enorme y transatlántico, el día que cruce el charco no me pierdo ni loca conocerte!!! Y lo mismo espero si lo cruzás vos...

      Sos genia... el alma de la blogsfera!!!

      Eliminar
  18. Hola loquilla de atar..! Pao me caes re bien yo creo q si nos conocieramos che seriamos como chanchos inmediatamente jjajajja.
    Que bonito escucharte o leerte hablar de tu niñez... de tu amor x lo intrincado... el laberinto de la vida es un desmadre en si mismo... pero cuando le agregas el laberinto de la maternidad definitivamente te encuentras en problemas ... perdida... y pa encontrar la salida ... bueno q te cuento..!! Pero lo bonito no es el final ni el objetivo , lo bonito es el camino..!! El laberinto..!! La incertidumbre..! Y como lo recorrar..!! Concuerdo totalmente contigo en la causalidad de la vida.... independientemente de creencias (religiosas o espirituales) dejarle la responsabilidad de lo q pase en tu vida al "destino" es una jiripolles como dirian las del otro lado del charco... o como diriamos en mexico es una mentada de madre..! Jajjajaja ya se ya se q culpa tiene la madre..!!
    La vida se nos entrega en blanco... y nosotros la pintamos... llega un momento q ni a nuestros padres podemos hacer rsponsables x nuestras acciones y decisiones, sin importar la educacion q nos hayan dado.

    Me encantaron todas las referencias bibliograficas... y el post en si tiene toda tu alma. Soy tu fan che loquilla...!!
    Un besote... y a Muri tbn.!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tania!!! Hermosa... mi primer amiga bloguera!!! Claro que seríamos como chanchos jajajajaja
      Gracias por tu comentario... y estoy de acuerdo en que lo lindo es el camino, después de todo es lo que nos da la adrenalina... al final la vida es como un juego y hay que aprender a jugarlo...
      Papel en blanco si lo hay... y cuántos colores tenemos para elegir... eso es lo rico de todo esto!!!

      Gracias, gracias, gracias loquis!!! Un placer leerte y que me leas!

      Besotes a vos y al bombonazo de Nico y felicitaciones a él por dejar los pañales solito ;)

      Eliminar
  19. Leo con avidez tus posts del az en los que cada semana me ofreces una nueva maravilla literaria y de reflexión. Pao, creo que me repito como el tomate frito, jajaja, lo siento che, tengo que volver a decir que me encantas y que cada vez tengo más ganas de quedar contigo un día largo para hablar de lo divino y lo humano. ¿Sabes que a mí también me apasionan los laberintos? Me parecen lugares mágicos. No me gustan tanto los laberintos emocionales, sí los de verdes setos como el que has puesto aquí.

    Borges me gusta mucho, como Cortázar, aunque me cuesta entender a los dos.

    Tu diccionario es genial! Mil gracias loqui por instruirnos.

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Bego... me pasa lo mismo cuando te leo a vos...

      Ojalá algún día podamos conocernos... cuando me entero que pueden desvirtualizar me pone muy contenta y a la vez me da cierta tristeza sentirlas tan cercanas pero vivir tan lejos... Si pudiera me tomaría el primer avión para ir a conocerte, a conocer a cada una. Les agradezco el cariño y la solidaridad... Sé que en algún momento voy a poder ir y espero que esta amistad virtual siga a través de los años...

      Los laberintos de verdes setos son mis preferidos también... Borges y Cortázar son brillantes y difíciles de entender... a mí también me pasa che...

      Gracias, gracias y gracias

      Un besazo con todo mi cariño :D

      Eliminar
  20. Vaya!! Te contesto tarde pues he tenido una semana agitada y aún me falta por hacer y entregar, por eso no participé en esta edición... Laberinto es una palabra que definitivamente nos va como anillo al dedo a las madres, sobre todo primerizas, porque uno puede elegir muchos caminos para llegar a la salida y gracias por nombrarme en tu Post, pero no tuve la oportunidad de ir, la verdad es que no me gustan los cementerios pero ese de la foto es una belleza, debiste sentirte uff!! Imagino que así de grandes son nuestros laberintos a veces... Si voy de nuevo a Argentina, que seguro si quiero volver, deseo ir allá para ver como se asemeja con la realidad. Siempre hay una salida así cueste un poco llegar, siempre está allí. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te extrañamos este semana en el #azdelamaternidad che, pero lo primero es lo primero.
      El cementerio de la Recoleta es distinto al resto en Argentina porque no tiene sepulturas y son todas bóvedas de lujo. Construcciones majestuosas. Es una mini ciudad por eso me pierdo.
      Será que yo me acostumbré a los cementerios por mi abuelo, pero desde que él murió no fui más.
      El laberinto verde de la foto queda en la provincia de Córdoba y a mí con 11 años me encantó recorrerlo!!!
      Cuando vuelvas te digo lugares que no podés perderte! Besotes enormes!

      Eliminar
  21. madre mia!!!pedazo de entrada Pao!!! GEnial!!!

    como de pequeña ya le dabas a los laberintos, no te asustes, encontrarás la salida si no lo has hecho ya....estoy segura!!!!
    esto de la matenridad..... menudo laberinto!!! y en cada vuelta de esquina un obstáculo..o visto de otro modo, un nuevo reto que superar!!!!

    Para finalizar, tu diccionario...ejejejeje me encanta!!!!

    Miilones de besotes guapa!!!!1!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias nena!!! jajajaja Sos una genia y me hiciste reír con "ya le dabas a los laberintos"

      Genia total...

      Millones de besotes a vos y esa pancita!!!!

      Eliminar
  22. HIJA ESTOY ORGULLOSA DE LEERTE.
    MAMÁ.

    ResponderEliminar
  23. Releerte da tanto placer como la primera vez, con la salvedad de que se le extrae mucho más jugo a lo leído... ¿y cómo puede ser que en su día no comentara? ¿o se trata de una nueva jugada de la electrónica falluta?
    Anyway, sos grosa como una osa.

    Con su sensibilidad, tu inteligencia y tu capacidad para entrelazar conceptos y analizar sus entresijos... dudo que haya laberinto que se te resista. Un besote, reina del AZ!! :-)

    ResponderEliminar

Me harías muy feliz si me dejaras un comentario, che!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.

Seguí el blog por email