miércoles, 4 de septiembre de 2013

La maternidad de la A a la Z - P de Piscis

Primer miércoles de septiembre, día de pura emoción. Vuelve el #azdelamaternidad de la mano de nuestra querida y genial Vero, Trimadre a los 30, con la cocoordinación de mi hada madrimorada, la Mirinda del pueblo, La morada de Nieves

Hoy me desperté sin tener mi AZ escrito, ni siquiera la letra elegida. Pensé que no iba a poder participar este semana, pero me crucé con la varita de mi hada madrimorada y oh, sorpresa! Empecé a escribir. Así que este post está lleno de agradecimiento y va dedicado a vos che. ¡Gracias!


P de Piscis

Uy, cómo extrañaba a mis queridos amigos de la RAE. Cuándo fui a buscar me encontré con que definen Piscis (del lat. piscis) como: adj. Dicho de una persona nacida bajo el signo zodiacal de Piscis. Y como siempre se quedan cortos porque Piscis además es:
*Voz de origen latín que significa los peces
*Astron. Constelación boreal, situada entre las de Pegaso, Andrómeda, Triángulo, Aries, la Ballena y Acuario.
* Una de las 15 canciones del disco Un día perfecto, de mi banda preferida de la adolescencia, Attaque 77.
*Una película argentina de cine independiente dirigida por Brenda Urlacher

Bueno... ¿de qué va todo esto? En un post dedicado a mi papá les contaba que a él siempre lo apasionó la astronomía (no astrología) y que cuando era chica me gustaba mirar las estrellas con él en las noches de verano y preguntarle qué era cada cosa que veíamos en ese inmenso cielo estrellado. Así que la astronomía también pasó a ser mi pasión.
Piscis es una constelación boreal (del hemisferio norte) pero a la vez ecuatorial (cercana a la línea del Ecuador) y nosotros, los argentinos, estamos en la mitad meridional o austral, más conocida como hemisferio sur; así que sólo podíamos verla durante los meses de junio a diciembre en las noches transparentes. Para los que viven en el hemisferio norte les cuento que no es tan sencillo divisar a piscis porque es una constelación con estrellas de brillo muy tenue y para poder verla necesitarían estar lejos de las luces de la ciudad, de lo contrario podrían avistarla con un telescopio personal o visitar un observatorio astronómico. 



Además es una de las constelaciones más antiguas y pertenece al zodiaco (faja celeste que recorre el Sol en su curso anual aparente). Cuando el Sol se encuentra en Piscis, es cuando atraviesa el plano del Ecuador. Esto ocurre aproximadamente el 21 de marzo. 

El término "piscis" proviene del latín y significa "los peces" y hace referencia a la forma de la constelación. Esta consiste en dos peces que se encuentran atados por la cola con una cuerda y están, a su vez, unidos por un nudo (estrella principal de la constelación que recibe el nombre de "α Piscium" o "Alrischa"). El pez oriental nada en dirección vertical, mientras que su compañero está orientado hacia el oeste y situado a unos pocos grados por encima del ecuador.



La constelación de piscis cuenta con 23 estrellas principales. A pesar de esto, ninguna de ellas alcanza una magnitud de 4, es decir, se caracterizan por ser, relativamente, tenues. Su estrella más brillante es η Piscium o Kullat Nunu (ubicada a una distancia aproximada de 294 años luz de la Tierra) que tiene una magnitud de 3,62. También tiene una estrella binaria (doble) llamada α Piscium (Alrisha), cuyo nombre proviene del árabe "cuerda". Alrededor de 54 Piscium y 109 Piscium, otras dos estrellas que componen a esta constelación, se han detectado planetas extrasolares. Se encuentra en Piscis también, la Estrella de Van Maanen a la cual se le atribuye el título de la tercera enana blanca más cercana a la Tierra.

Según la astrología, Piscis es el duodécimo signo del zodíaco, el sexto de naturaleza negativa (nocturna, pasiva, yin,femenina) y de cualidad mutable. Simboliza la disolución y su símbolo representa dos peces, pertenece junto a Cáncer y Escorpio al elemento agua. Está regido por los planetas Neptuno y Júpiter. Su signo opuesto es Virgo.
Piscis es el último signo de toda la lista aunque se ubica en la primera parte del año lunar occidental, entre el 19 de febrero y el 20 de marzo. Su simbolización son dos líneas curvas opuestas entre sí y unidas por una línea transversal en el medio para representar la unión que existe entre ellas.

Pao, todo MUY lindo pero...  ¿Qué carajo tiene que ver pescado con dulce de leche? Esperen che, todo tiene una explicación. Ya saben que me gusta pasear por las ramas del árbol. Mi relación con piscis antes de la maternidad (eso creía yo) sólo tenía que ver con la astronomía, las estrellas y la mitología que envuelve a dicha constelación.


Historia mitológica de la constelación Piscis

Existen diversas versiones que pretenden explicar el motivo por el cual aparecen dos peces en el cielo:

Desde la mitología griega, la historia cuenta que un huevo cayó al Río Éufrates (río occidental que define la Mesponotamia), y este fue devuelto a la tierra por varios peces. Al tiempo, salió de aquel huevo Afrodita y agradeció a los peces colocándolos en el cielo norte y sur. Otra versión señala, que dos peces salvan a Afrodita y a su hijo del peligro, y por eso la diosa los coloca en la bóveda celeste.

Eratóstenes, un astrónomo griego, sostenía que los dos peces que se encuentran en el cielo, representan el rescate de Derceto, diosa siria mitad pez mitad mujer hija de Afrodita. La misma, fue salvada por un pez, al caer en una laguna, y en forma de agradecimiento, lo colocó en el cielo para que este no muera en el olvido. 

Los romanos crearon la idea de la diosa pez en el mito de Venus y su hijo Cupido (en la mitología griega, Afrodita y Eros). Estas dos figuras mitológicas fueron sorprendidas por el monstruo Tifón, pero Venus sabía que podrían escapar por el agua. Cogió a Cupido y se sumergió en el agua, donde ambos se transformaron en peces. Para asegurarse de que no se perderían, se ataron con una cuerda. En el cielo vemos, por lo tanto, a madre e hijo, unidos por una cuerda.

En la cultura cristiana, Piscis ha sido identificado con Cristo, en tanto que “primer pez” que nació después de que el punto equinoccial de marzo hubiera precesionado de Aries a Piscis, marcando, así, el principio de una nueva Gran Era. (Mirinda Nieves, esta parte fue para vos)


Piscis y la maternidad


No sé si creer o reventar, pero hace pocos meses me enteré que mi ascendente es... PISCIS!!! Toda la vida mi mamá me dijo (porque así lo creía) que nací un martes 4 de agosto a las 19:20 hs y resulta que vivimos "engañadas" hasta junio de este año cuando por fin miramos la tarjeta de nacimiento que guardó durante casi 32 años (mami te amo). La posta es que nací a las 20:30. O sea que eché por tierra la idea de acuario en mi vida. Soy leo con ascendente en piscis. Pero eso no es todo. Muriel nació un 6 de marzo, o sea, que ella es una auténtica bebé piscis.

Desde que el test de embarazo me dio positivo supe que mi retoño sería de ese signo (aparentemente desconocido por mí)... la fecha probable de parto era para el 29 de febrero (sí, año bisiesto). Pero la idea no me gustaba (tonta de mí). Yo quería que fuera de acuario para tener algo en común con ella. La verdad es que era una REtonta, porque además de haber vivido equivocada (no soy ascendente en acuario), los hijos tienen mucho en común con sus papás más allá del día que decidan nacer. No obstante, que el destino me tendría una sorpresa, mi burbuja era un pequeño pecesito nadando en mi vientre y sería PISCIS. Me lo demostró naciendo 2 semanas después de la fecha probable de parto, como para que no quedaran dudas jajaja

¿Cómo me imaginaba a Muriel desde la panza? La soñaba sensible, alegre e inteligente. Con mucha creatividad y carisma para relacionarse con el otro, solidaria y soñadora. Tranquila pero con gran carácter. Me daba cuenta por la fuerza de sus pataditas karatecas... y por cómo reaccionaba ante la música o ante las voces de nuestros seres queridos.

Bueno, eso es lo que yo intuía. Cuando por fin nació y la conocí, sentí que no me había equivocado... era la bebé más tranquila que había visto. Las únicas veces que lloró alterada y angustiada fueron las veces que la obligaron a prenderse a la teta. Le gustaba estar en upa pero también acostadita en el catre, cuando se cansaba de los brazos (increíble pero real, si habré llorado por eso). Cuando escuchaba una voz conocida, abría los ojos con una sonrisa. Ella era una bebé especial, nunca le gustó que la obligaran a nada. Si tuviera que elegir un pez diría que es un salmón. Va contra la corriente... es rebelde, se acerca a aquellas personas que la ignoran o de carácter gruñón. Le gusta hablar, jugar, comer, bailar y lo más importante de todo, adora estar en el agua! Odisea cada vez que la sacamos de la bañaderita.

¿Como solía ser yo? Muy sensible y sociable, pero extremadamente tímida. Siempre pendiente de los demás y muy pocas veces de mí. Orgullosa y muy exigente conmigo misma. Un poco mandona, me gusta hacer las cosas a mi manera pero también me gusta trabajar en grupo. Por momentos demasiado distraída y soñadora, por momentos extremadamente racional. Por momentos una desordenada total, por momentos fanática de la limpieza. Siempre en el vaivén de un péndulo.

Dicen que piscis es un signo mutable, de transición para el cambio y a la vez ambivalente. No sé si será casualidad. Pero desde que nació mi hija algo en mí cambió, algo en mí mutó. Mucho de lo que dicen coincide con nuestra personalidad. Puede ser nada más que eso. Coincidencia. O tal vez algo más que aún no sé comprender ni mucho menos explicar. Muriel todavía es muy peque y yo no sé mucho de astrología. No entiendo bien por donde viene nuestra gran conexión. Porque les aseguro que el amor que siento por esta pequeñita de 84 cm no lo había sentido jamás, y aunque mil veces me ahogo en un vaso de agua por lo quilombera y desordenada que es y porque no sé cómo demostrarle autoridad... no me alcanzan las palabras para describirlo. Me emociona mirarla, lo juro. Desde que nació rompo en llanto cuando la miro fijo. Algo muy fuerte nos une y nos unirá siempre... como esa cuerda imaginaria que une a la constelación de piscis, como el cordón que un día nos cortaron pero que sigue ahí, como el hilo rojo del que hablaba Bego. Y deseo que siempre te sientas libre y liviana como pez en el océano... no por nada te llamás Muriel, brillante como el mar. Tal vez por eso no sé retarte... o tal vez no me escuchás (o te hacés la que no) y hacés la tuya... una sola vez en la vida vas a ser bebé y quiero que disfrutes esa etapa y disfrutarla con vos. 
Sueño con que llegue el día que vayamos con el nono (mi papá) a mirar las estrellas y nos miremos en esa constelación que tanto habla de nosotras.
Por ahora tu mar es tu casa... y quizá el día de mañana decidas nadar en aguas más profundas... acá tendrás siempre ese faro cuando te sientas perdida... acá te esperan siempre mis brazos abiertos para mimarte cuando lo necesites. Hija, luchá siempre por tus sueños aún contra la corriente si la causa es noble como vos.

No olvides que "lo imposible sólo tarda un poco más". Te amo pisciana.

24 comentarios:

  1. Mira que no creo en la astrología, pero sí en la unión especial que se da entre las personas, y por supuesto entre una mamá y sus hijos. Muriel y tú estáis sin duda unidas por la cuerda del amor, una cuerda brillante, mucho más brillante que las tenues estrellas de vuestra constelación. Y por mucho que Muri nade, o vuele, siempre estaréis conectadas. ¡Qué bonito post, Pao! :-)
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Isa! Muchas gracias... que lindo todo lo que decís... Es y siempre va a ser mi pequeña karateca!!!

      Besazoooooooooooooooo :-D

      Eliminar
  2. Oooooooh! Como siempre: chapeau!!!!
    Adoro tus entradas! Sin más! Me encanta como planteas, introduces, cuentas, informas y por fin, desnudas tu alma.
    Adoro la astronomía, me enamoran las constelaciones, siento muchísima curiosidad por la influencia de los signos y los ascendentes, y obvio, comparto lo que sientes por tu pisciana, porque es lo que yo siento por mi sagitario y mi escorpio particulares.
    I so love you, siamesa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay siamesa... que lindo tenerte de nuevo por el blog... gracias miles... cuántas cosas en común!!!

      So love you too!!!

      Eliminar
  3. Me re encanta sabes porque? Por que soy Piscis y como ya te comente yo nací un 6 De Marzo de 1985, viste que casualidad como Muriel!!! Mis pequeños son capricornios los dos y si es verdad que entre ellos se entienden sin cruzar una palabra, nose si sera Casualidad o que es cierto eso de los signos del zodiaco. ...
    Un besazo amiga Che!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aida!!! Que linda coincidencia... cumplen el mismo día!!! Felices 28 y medio... sos una genia como mi peque!!!

      Te quiero. Besazooooooooo

      Eliminar
  4. Pao, después de leerte siempre me quedo pensando....."yo esto no lo sabía". Te voy a llamar wikipedia.
    Ya te he dicho más veces que a mi esto del horóscopo como que no, pero TU PISCIS, tu Muriel, tu relación con ella......con eso me quedo, con eso y con como has planteado esa relación estelar.....
    Precioso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja Pauli la wikipao!!! Gracias... sos una genia che!!!

      Loviuuuuuuuuuuuuuuu

      Eliminar
  5. Pao!! Me encanta!!
    Me gusta como nos ilustras con tu sabiduría!!

    Eres una investigadora mata y un torrente de palabras!!

    Pero aparte de todo esto me gusta ver ese amor desmedido esa preocupación por la educación de Muriel. Ese desvelo por no saber si estas haciendo las cosas correctas.
    Todo lo que sale de tu cabeza, como compartimos esos momentos.

    Te quiero mucho pequeña!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Majo! Sos un amor... gracias por todo lo que me decís y gracias por compartir este camino de la maternidad conmigo!!! Besazo. Yo también te quiero mucho :D

      Eliminar
  6. Hola Paooooo...

    Bueno, me ha dejado de piedra cómo has contextualizado el post. Eres una genia de la astronomía!

    El simil que has hecho de tu vínculo con Muriel a Piscis, esos dos pececillos unidos por un hilo. Me ha gustado mucho. El vínculo de la maternidad, tal cual. Ese hilo imaginario que nos sigue uniendo a ellos aun después de cortar el cordón umbilical.

    Me emociona, como siempre, ver la fuerza con la que amas a Muriel. Lo transmites como si te faltaran las palabras. Como si un diccionario bo bastara para expresar todo ese amor.

    Un besazo reina mía

    ResponderEliminar
  7. Pao. Voy a decirte una cosa y te pido con el alma entera que me creas. Nunca, nunca más dudes de tu magia cuando escribes. Da igual si técnicamente está mejor o peor, no importa que lo hayas estructurado perfecto... Todas esas cosas son insignificantes porque la capacidad que tienes para despertar amor es GRANDIOSA. Te diré que muchos post me han tocado la fibra, me han emocionado profundamente, me han puesto las lágrimas al borde... Normal, sobre todo cuando una se siente plenamente reflejada en lo que lee... Pero HOY, en la última parte, después de ese paseo por las ramas de tu sabiduría, cuando has hablado de esa UNIÓN CÓSMICA entre Muriel y tú... He tenido que sofocar literalmente el llanto tapándome la garganta. Yo no tengo una hija, pero sé que la he tenido en otra vida y que ha sido tal cual tú lo has descrito. Me has acariciado EL ALMA de una manera que sólo tú eres capaz, y de hecho en este preciso momento escribo con los ojos empañados en lágrimas.
    Por favor... Te pido que no dejes de sacar todo eso que tienes dentro. Que escribas, escribas, escribas... Y sigas regalándonos esa magia y ese sentimiento tan profundamente hermoso.
    Te quiero muchísimo, Pao. Y te lo digo con el corazón henchido de orgullo por ti.

    ResponderEliminar
  8. En mi linea de "diferente" te dire que cuando me emociono me bloqueo..... Me has bloqueado, me he quedado sin palabras jamía.

    El post que has escrito es ELPOST por excelencia........y de estos salen bien pocos..... A mi ninguno vaya..... Que nivel, que emocion, que amor.......

    Ese fina es impresionante....... Comompuedes tener las hagallas de decirme que tengo nivel????? Me siento la choni del az con ustedes de compañeras.

    Ese faro....... Espero te llegue y lo guardes siempre.

    Un beso dulce Pao

    ResponderEliminar
  9. Siempre que leo tus entrada me impresiona la cantidad de información que nos aportas sobre el tema en cuestión. Todo un trabajazo, cuyo resultado, como siempre es una obra maestra. Me encantas!
    Tu Muriel y mi Peque son signos opuestos, pero me da que se llevarían bien. Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Pao, mi dulce y grande Pao, ¿qué hubiera pasado si hubieras estado inspirada? Menos mal que te llegó al fin e hiciste este pedazo de post, tan tuyo. ¿Cómo sabes tanto? Me dejas embobada. Es muy chulo todo lo que has contado de la constelación y cómo lo has entroncado con la maternidad...y las palabras para Muri al final... Es que te va a romper a besos cuando sepa leer esto che.

    Un besazo! Que la musa no se vaya nunca!

    ResponderEliminar
  11. Pao querida... Cada entrada tuya es un auténtico placer para los sentidos, pero cuando rebuscas en los confines de tu maternidad, siempre me emocionas por los cuatro costados. Según voy avanzando en la lectura del post, noto que se me encoge el corazón, que se me oprime la garganta, que estoy deseando que se acabe para no terminar llorando, a la vez, me remueve tanto que desearía leerte horas seguidas... Eres una diosa de los sentimientos.
    No se puede hacer un homenaje más bonito al signo zodiacal de un hijo.... Ayyyy.
    "Sos grosaaaaaaaaa"
    Un abrazooo

    ResponderEliminar
  12. Ay amiga porteñita! No me meto con las emociones hoy que estoy un poco sensible. A´si que me quedo con celebar: resulta que también te gusta la astrología como a mí!!! jajaja. Es que hay que conocernos o platicar más, ¿no te gustaría? A mí sí.

    ¡Un beso Che!

    ResponderEliminar
  13. Vaya, qué gran explicación astronómica y filosófica... se la linkearé a mi hermana que es piscis. Qué gran entrada, majestuosa como tu!!

    ResponderEliminar
  14. Pao, os une algo muy simple pero muy grande....el amor
    A veces, nos sorprendemos pensando cuan infinito puede ser el amor de una madre, pero así es. Como bien has dicho, el cordón umbilical se corta, pero no desaparece. Sigue ahí, aunque nadie pueda verlo.
    Un besazo bella ;)

    ResponderEliminar
  15. Siempre me ha gustado mucho la forma como describes tu conexión con Muri, esas ganas de llorar cuando la miras fijamente, por ejemplo. Sabes poner en palabras muchos de esos sentimientos y emociones tan fuertes que a veces no sabemos como expresar. Me gusta mucho leerte. Te mando un abrazote.

    ResponderEliminar
  16. Increíble lección magistral de astrología, astronomía, historia... Me encanta que te vayas por las ramas antes de llegar al meollo del asunto.

    Y...me encanta tu maternidad en relación con Piscis. Ya sabes que tu Muriel y mi Sara solo se llevan dos días de diferencia. Leer muchas de tus descripciones de Muri me hacen ver a Sara en todo su esplendor.

    Ains nuestras Piscis preciosas, que han traído amor y risas a nuestras vidas......

    Besazos linda

    ResponderEliminar
  17. Qué historia tan bonita. Ahora me ha entrado curiosidad a mí, ¿dónde se mira eso de los ascendentes? ¿Tanto cambia de una hora a otra del mismo día?
    En la familia no tenemos ningún piscis (y mira que es grande, jeje), pero tampoco hay signos del zoodíaco repetidos, es más, antes del Peque, hasta teníamos una estación del año para cada uno, pero claro, somos cinco y al final la primavera la comparten entre dos.
    Me ha gustado mucho tu entrada.
    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
  18. ¡¡Vuelta de vacas y leyendo todo lo atrasado!! Y esta entrada me ha encantado. Primero por que estudié astrofísica, y disfruto con estas cosas de las constelaciones ,el brillo de las estrellas, etc, como una enana. Y luego, y sobre todo, por la parte emocional, porque como siempre me remueves todos, me transmites muchísimo. Los sentimientos empiezan a aflorar y parece que siento tu frustración por no "imponerte" con Muriel y tu locura e amor cuando te quedas embelesada mirándola. Disfruto mucho leyéndote, amiga.

    ¡Un beso grande

    ResponderEliminar
  19. Eres muy grande niña! Cada día aprendo algo nuevo de tí. Te diré que yo también soy piscis y que mi hijo quiso nacer el mismo día que yo, que es otro piscis. Y que a mí me encanta este signo del zodiaco con el que me he sentido más que idfentificada con lo que has escrito. Besitos y sigue así, contándonos todo lo que sientes por Muriel. Ella va a estar muy orgullosa de tí siempre. Besitos

    ResponderEliminar

Me harías muy feliz si me dejaras un comentario, che!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.

Seguí el blog por email