miércoles, 9 de octubre de 2013

La maternidad de la A a la Z - O de Oasis

Y llegó otra entrega del azdelamaternidad de la mano de Vero, Trimadre a los 30. Con el madrinazgo de Nieves, desde su morada.

La semana hice catarsis con la H de Hielo y hoy me decidí por O de Oasis.

O de Oasis

La RAE dice de Oasis:
1- m. Zona con vegetación y agua que se encuentra aislada en los desiertos arenales de África, Asia y América.
2- Tregua, descanso... 

Palabra proveniente del egipcio copto wahe ‘lugar fértil’, que dio lugar al griego oasis y al latín, con la misma forma y significado.
Los romanos llamaron así a dos lugares del desierto de Libia: Oasis mayor y Oasis menor, hacia donde eran enviados los criminales en la época del Imperio.La palabra griega llegó al francés con su sentido original y luego a nuestra lengua en la segunda mitad del siglo XIX. En español, además de ‘lugar fértil en el desierto’, oasis significa una ‘tregua, descanso, refugio en las penalidades o contratiempos de la vida’.

Vamos por partes...

Desde muy chica imaginaba un oasis en el camino cuando las horas en la ruta rumbo a la Costa Atlántica se hacían eternas. Es que Buenos Aires es región de llanura pampeana y durante 5 horas lo único que veíamos era campo con vacas y vaquitas pastando. Así que por efecto del sol en el asfalto caliente veía un charco de agua a lo lejos (cual capítulo del Inspector Gadget, sí, el dibujo animado). Espejismo le dicen a dicho efecto... Eso me permitía pensar en un lugar paradisíaco en el medio de la nada misma... lleno de vegetación de todo tipo y color y una gran cascada de agua fresca, cristalina... 


El paisaje desde la ruta

Lo mismo me pasaba en medio de las clases en la escuela... me iba... mi imaginación volaba y terminaba en un oasis. No entiendo cómo después aprobaba los exámenes... era aplicada pero MUY distraída. Bueno, todavía soy MUY distraída. Demasiado para mi gusto, che!
De más grande, me pasó en las clases de la universidad (menos mal que los teóricos se desgrababan) y más tarde, con las clases de yoga. Siempre volando, idealizando, sublimando! (Los psicólogos tienen tela para cortar acá che) 

el lugar era más o menos así
Bueno, la cosa es que la imagen era recurrente, un lugar paradisíaco en el medio de la nada lleno de vegetación con una gran cascada en el centro. Ese lugar era MI refugio de la memoria. El escondite cuando las cosas se ponían difíciles o cuando la azotea pisaba el acelerador. Aún hoy lo tengo presente.

Después vino la serie Lost y miles de lugares de la isla me remitían a aquel oasis. Aunque en la serie no se trataba de un desierto si no de una isla (también) en el medio de la nada. La escena en la que Sawyer y Kate encuentran la cascada me robó varios suspiros. ¿A quién no le habría gustado perderse en una isla con este muchacho? (y eso que los rubios no son mi debilidad). Ah no, perdón ese no era el tema sino el Oasis. Pero como me gusta irme por las ramas (a qué varias suspiraron también, che).

(suspiros)
Luego de este desliz o desplazamiento de la memoria retomo el tema. Oasis era entonces para mí un lugar secreto, mi lugar escondido.

Cuando quedé embarazada empecé a vivir en mi nube de algodón. A imaginar cómo sería mi retoño, cómo sería el parto y nuestra vida futura. Soñaba... porque afortunadamente... los sueños son algo que nadie nos puede sacar. Pero lejos estaba de la realidad.

El oasis y la maternidad

La maternidad desde el vamos es oasis, es tierra fértil. Allí donde antes no había nada, empieza a crecer vida. Y esa vida se convierte de embrión en feto. Y luego, con el nacimiento se convierte de feto, en bebemamá. Y así hasta llegar a la edad adulta. Es la magia de la vida. Pero esa magia implica una gran responsabilidad y un proceso de asimilación largo y duro. Implica empezar de cero literalmente.

Durante el embarazo vivimos una especie de fábula rosa, idealizando la maternidad. Sin embargo, todo es muy distinto cuando nace nuestro bebé. Desde ese instante en que lo sostenemos en brazos nos damos cuenta que nada será igual. Otra vez me encontré en una ruta desierta pero ahora sin carteles que indiqaran el camino, kilómetros y kilómetros por recorrer sin siquiera un GPS que me guiara, sólo la intuición. Días y noches sintiéndome perdida, llorando a todas horas, sin poder disfrutar de ese momento tan deseado y esperado. Me sentía culpable, mala, egoísta. Tanto Muriel y yo necesitábamos comunicarnos, conocernos, conectarnos. Con los días (muchos días después) fui comprendiendo que la maternidad es un proceso mucho más complejo, que muy pocas mujeres se preparan para se choque violento con la realidad y que yo no había sido una de ellas. Me encontraba sola en medio de la nada pero a lo lejos , divisé mi oasis, el lugar al que quería llegar. Y caminé a tientas hasta aquel lugar durante meses. El oasis se corría como la utopía, no obstante seguí y aún sigo caminando hasta allí.

Muchas veces me reproché porque las cosas no salieron como las había imaginado. Siempre me presioné para ser perfecta, no soportaba equivocarme y cuando eso pasaba, mi castillo de naipes se derrumbaba y me sentía frustrada. Con la maternidad aprendí que no soy perfecta ni tengo que serlo. Soy como soy. Soy como puedo. Intento dar lo mejor de mí, aún cometiendo errores. El espejismo del oasis entonces es como querer alcanzar la perfección. Hoy sé que si volvería a ser mamá tendría los pies sobre la tierra, sabría que el camino es largo y difícil pero no por eso menos gratificante. Sabría defenderme de los golpes y piedras que se me interpusieran. Creo que me nutrí de la experiencia vivida.

Pero el oasis no es sólo aquel lugar soñado. No. El oasis también es esa tregua, ese descanso. Mi familia es mi oasis. Mis amigos son mi oasisHoy me acepto así, aunque no está mal que quiera crecer y tratar de ser cada día mejor persona. Soy madre ferpecta, al mejor estilo Alex de la Iglesia. Y lo mejor de todo es que no soy la única.

Y eso lo descubrí hace 6 meses cuando abrí el blog. Descubrí que existe un lugar donde compartir mi miedos, mis dudas, mis logros y alegrías. Descubrí que no estoy sola en la ruta. Descubrí que hay otros papás y mamás tirando para el mismo lado. Descubrí que además de compartir experiencias podría conocer a las personas detrás de los blogs. Descubrí que muchas se convertirían en MUY especiales para mí. Descubrí que ellas estarían conmigo en las buenas y malas. Descubrí que podía sentirme mucho más cerca de ellas que de muchas amigas. Descubrí que ese sentimiento y compromiso con el otro, que excedía al compañerismo, me alegraba el alma y me hacía mejor persona. Descubrí que no importa la distancia, que no existen las fronteras para la amistad transparente.  Descubrí entonces un verdadero oasis. Ese lugar de #puramagia por la sorpresa de tanta coincidencia. Ese lugar en el que podría expresarme, hacer catarsis, compartir día y noche mis aventuras y desventuras, y hasta mis silencios. Un lugar donde poder respirar hondo cuando las cosas se ponen negras, barajar y dar de nuevo. Allí donde puedo poner mi corazón al descubierto y emocionarme sin complejos. Donde los abrazos virtuales nunca faltan. Ese lugar, ese oasis, Mi oasis, es OhanaY porque ohana significa familia... ya no me siento una mamá sola. Nunca más sola...


Dedicado a mi querido Ohana... y especialmente a mi Luci





Visitá mi diccionario completo hasta ahora dando click acá.

Un abrazo... ¡Nos estamos leyendo!

37 comentarios:

  1. Mi Dulci... OHANA significa familia, y la familia NUNCA TE ABANDONA. Hasta hoy me has demostrado no solo ser una amiga LEAL, también una HERMANA. Y hoy vuelvo a decirte que TE QUIERO con mayúsculas, que admiro tu forma de querer y tu abnegación por todo lo que te toca el corazón. Esos buenos sentimientos solo puedes significar una cosa: pureza de corazón. Y ese corazón cristalino te hace ser la mejor madre posible, porque no solo estás capacitada para amar, sino también para enseñar a amar.
    Tu OASIS dice tanto de ti... Empieza por O, como no podía ser de otra manera en este nuestro mundo de ensueño, metáforas, magia y coincidencias... Y es ese lugar idílico, fértil, prospero, donde es posible una vida bucólica, para Muri, ese lugar en el mundo eres tú. Y en el futuro, gracias a ti, también lo serán los amigos, los compañeros, los hermanos de vida.
    GRACIAS, mil GRACIAS. Por ser, estar, saber estar y no dejarme sola.
    Un abrazo de fuerzamor, siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohhh mi Luci... emocionada viva con tu comentario. Me dejaste sin palabras y eso que para dejarme muda a mí... Gracias eternas y totales... TE QUIERO y #nuncamássola. Ohana significa familia, y la familia NUNCA te abandona... vos sos mi Ohana y eso lo explica todo.

      Un abrazote con polvo de estrellas y #puramagia. Keep calm and Ohana

      Eliminar
  2. Precioso, Pao. Seré breve porque poco más queda por decir.
    Es un verdadero placer compartir este oasis contigo, un orgullo ser parte de tu Ohana.
    Muri tiene mucha, mucha suerte, tiene la mamá más amorosa del mundo.
    Besazos, Che!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carol... y para mi es un orgullo ser parte del tuyo. Te quiero mucho, preciosa!!!

      Besazo enorme, che!!!

      Eliminar
  3. Ay Pao...que ya lo decía aquel: la Argentinaaa esss enooooorme ;)
    Por cierto...me puedo quedar con Sawyer???? aaaaaaaay (suspiro) jijijiji
    No he visto Lilo y Stitch y te juro que estoy llorando como una loooooca con el cachito que has puestooooooooooooooo!!!!!!!! (y estoy currando y aunque al puesto las lágrimas le vengan al pelo no es plan majaaaaa)
    Juntas siempre....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lois de mi corazón... yo sabía que Sawyer robaría suspiros... te lo presto un ratito jajajajaja
      Es muy tierno ese fragmento de Lilo y Stitch... y además decía tanto... que yo también me emocioné y no pude dejar de subirlo...
      Te quiero mucho, amiga! Ohana.

      Eliminar
  4. Me encanta tu idea de Oasis físico, tu paso por la estepa vacía y tu llegada al Oasis en el que estás ahora. El que tienes con Muriel y el que , espero, comparto contigo.
    Para mi, es también todo un descubrimiento,un oasis, un Ohana, un lugar recién descubierto en el que me siento acompañada y apoyada.
    Gracias por un post tan bonito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pauli... claro que estás!!! Y te quiero un montón... Me alegra que te haya gustado, che!!! Besazo gigante!!! Que lindo es saberse acompañada y querida.

      Eliminar
  5. Y se supone que los oasis deberían estar como solos..... Pero en nuestro oasis somos las que somos......las auténticas, divinas e inimitables.... Y también envidiadas porque somos deseadas!!!!!!!

    Gran post dulce Pao!!!!!!! Leeselo a la abuela!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El oasis es nuestro refugio, nuestro escondite. Bea, te adoro!!! Me parto con las más deseadas, me imagino con mi look frutillita y me meo!!!
      Ahora que se levante la abu, se lo leo!!! Gracias por tanto mi diosamotora que raja la tierra!!! Ohana, che!!!

      Eliminar
  6. Mi pequeña gran Amiga! ! Nunca mas sola, ahora sabemos que somos mas de las que nos pensábamos como he dicho a Vero y a Nieves nadie es perfecto y mucho menos la maternidad lo bueno es saber aprender con nuestros retoños! !! TE QUIERO me encanta tu forma de pensar y de expresarte!!! Arriba OHANA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga!!! Mil gracias... Nunca más sola!!! TE QUIERO y me alegra saber que somos más de lo que pensábamos!!! Ohana :D

      Eliminar
  7. Querida Pao... Eres gigante, enorme... En cada una de tus entradas destilas amor por los cuatro costados. Y cada una de tus letras en el AZ son un inmenso legado para Muri... Creo que no parará de llorar en años cuando las lea, de llorar de felicidad, de plenitud...
    Tú has llegado a nuestras vidas como un oasis, aunque nos separe un océano entero.
    Te quiero mucho, torrenta.
    Un abrazo gigante

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, Vero me emocionás con cada comentario y no sabés cuánto!!! Sos tan linda... ojalá a Muri le guste cuando pueda leerle... :D
      Ustedes también llegaron como un oasis... y ni el océano nos puede separar... TE QUIERO mucho mucho!!! Abrazote gigante

      Eliminar
  8. La vida está llena de desiertos áridos, pero hay que saber encontrar los oasis que nos ayudan a reponer fuerzas, ¡y veo que tú sabes muy bien donde están! :-)
    En mi casa vemos mucho las pelis de Lilo y Stitch, y entre "ohana" y "el amor es más fuerte que la muerte" (que dicen en una de las secuelas, "Lilo&Stitch: el efecto del defecto") nos ponemos a llorar todos, grandes y pequeños!
    Un besazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Isa!!! Me alegra tanto haberlas conocido y tenerlas siempre presente... :D Todas ustedes me llenan el alma de alegría con sus comentarios y mensajes! Las quiero como si las conociera personalmente.

      Morí de amor con Lilo y Stitch la primera vez que la vi... Besazo enorme!!!

      Eliminar
  9. Ay, si es que durante el primer embarazo se corre el peligro de idealizarlo todo y luego es lo que dices: bofetada en toda la cara. El oasis se vino abajo, las palmeras se chamuscaron, el lago se secó y no quedan cocos para comer y beber... Pero está bien hacer como dices: pararse, asumirlo y tirar para adelante. Buscar un nuevo oasis que te ayude a aceptarte y a aceptar la situación tal y como es. Me alegro de que te quieras como eres, y de cómo llevas tu maternidad. De que compartas con nosotros los pensamientos, miedos y alegrías. De ser parte de tu oasis. que tú lo eres de los nuestros, sin ningún lugar a dudas.

    ¡Un abrazo muy grande! y que me encanta leerte, amiga ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Almu... es así. Un cachetazo!!! Lo bueno es poder asumirlo y seguir adelante buscando ese oasis. Gracias amiga!!! Claro que sos parte de mi oasis y me alegra ser parte del tuyo!!!

      Un abrazote enorme :D

      Eliminar
  10. Lo cierto es que probablemente ninguna de nosotras esperaba encontrar nada semejante cuando creo su cuenta en Blogger/WordPress... Tú fuiste una de las primeras personas que conocí. Tú y Noni fuisteis mis primeros amores de este lado. Me conquistó tu SENTIMIENTO y tu SINCERIDAD. Reí y lloré contigo... Muchas veces. Y sólo por eso merece la pena seguir caminando por este desierto tras el oasis... También te diré, que en el camino una se topa con muchos ESPEJISMOS.

    Eres puro amor. No cambies. Un beso y una sonrisa. De los de verdad. De los que se sienten, de los que dejan huella... ¡Muak!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veromix! Yo también te quiero niña!

      Eliminar
    2. Es cierto, Vero! Nunca lo habría imaginado y qué grata sorpresa!!! Gracias miles por tus palabras de cariño. Me acuerdo cuando empecé a leerte y tu blog tenía otro diseño, che. Cuando empezamos a chusmear por tw y las panzadas de risa que nos hacíamos! Cómo pasa el tiempo... Gracias, de verdad!

      Besotes x 2 preciosa!!!

      Eliminar
  11. Aplausos de pie, porque entendiste muy rápidamente lo que a mi me llevó dos niños entender, que nunca más estarás sola, que no eres sola, que no hay porque sufrir sola y que se disfruta más si no se está sola.
    Muriel tiene una mamá excepcional.
    besos
    www.mamiandbaby.net

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohhh Ana Rosa!!! Nadie nos dice que la maternidad es una revolución interior, y si lo dicen no damos crédito hasta que nos pasa! Y es cierto, nunca más sola...

      Gracias hermosa!!! Besotes :D

      Eliminar
  12. Querida Pao...
    Soberbia entrada. Como siempre. Tocas todas las teclas, y además las justas con más ahínco, como para que la melodía que creas sea de las que remueven el alma y te sacan (y secan) las lágrimas.
    Yo quiero perderme en tu OASIS también, porque, lo creas o no, yo también he evocado durante muchísimos años esa imagen idílica de bote salvavidas cuando mi alrededor se derrumbaba. Coincidencias que asustan, eh pequeña?
    Y por supuesto Ohana y Oasis no podían ir más de la mano, esa metáfora es muy grande. Oasis, lugar de refugio en medio de la nada y el desespero, Ohana, familia como bote salvavidas gracias al cual nunca más estás sola.
    Te quiero querida siamesa. Hasta la luna y vuelta. En tu Oasis, o en el mío. O en el camino de encuentro entre ambos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohhh Nonieta!!! Me derretís el alma con tus palabras. Sos puro amor, siamesa!!! No me digas lo del OASIS porque me muero!!! Que linda, che!!!
      Ohana y Oasis, nuestra familia, nuestro refugio. Yo también te quiero. Hasta la luna ida y vuelta. Nos vemos allí en nuestro Oasis compartido!!!

      Eliminar
  13. Ese oasis, al final es lo que nosotros creamos Pao! Hay veces que nos imaginamos algo tan real y cercano que cuando lo vemos de frente, todo se desmorona y no tiene nada que ver con lo qeu tantas veces hemos imaginado, pero esta es la grandeza de todo esto, jejeje. También te diré que con un segundo hijo todo es totalmente diferente y es más, disfrutas mucho más al ya tener una experiencia previa, así que igual con el segundo retoño ese oasis que imaginabas vuelve con más fuerza...jejeje.
    Para terminar decirte que me encanta leerte y que aprendo mucho contigo.
    Besitos enormes Pao!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Noe!!! Con el segundo ya contás con la experiencia previa... Que lindo...

      Mil gracias por ser una dulce de leche!!! Besotes enormes :D

      Eliminar
  14. Ains, que fotos más bonitas has puesto. Por cierto, confieso que yo también me habría perdido en la Isla con Sawyer….antes de conocer el final, ehh.
    Es difícil encontrar el oasis que buscamos en medio del camino, pero con paciencia y con la ayuda de nuestros hijos, poco a poco lo encontramos y entonces nos preguntamos, donde estábamos antes, antes de ellos, porque yo sin ellos ya no soy nada. Ellos son mi oasis, mi centro, mi punto de encuentro, mi energía.
    Como siempre, me impacta como escribes. Eres una genia
    Te quiero amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Didi!!! Me parto con Sawyer (o me parte jajaja).
      Es tal cual lo decís, la paciencia es nuestra mejor amiga y también comparto que ya no sé cómo era antes porque no imagino mi vida sin Muriel....
      Mil gracias, amiga!!! Te RE quiero, che!!!

      Eliminar
  15. Pao mia, queé ternura de post, eres grandiosa y todo un ejemplo para Muri.
    En cuanto respecta a Ohana, ya lo sabes todo, que me siento tan afortunada de haberte conocido !!!! Pese a los kilómetros, te siento muy cerca!!!! Te quiero mucho!!!!

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay mi amiga, preciosa!!! Gracias por tus palabras... sos un sol, che!!!

      Yo también te siento re cerquita!!! Te super quieroooooooooooooo

      Besotes gigantes :-D

      Eliminar
  16. Ay Pao, yo hace tanto tiempo que quería dejarte un comentario en este hermoso Oasis que describes. Cuando te leí, recordé esos momentos iniciales... tan duros, tan difíciles. Como tú, yo me sentía muy desorientada, sumamente perdida. Antes de ser mamá, era una persona que trataba de tenerlo todo, absolutamente todo bajo control y cuando las cosas se salían de las manos, la pasaba muy mal. Imagínate cómo la pasé esos primeros días como mamá. Tras una sorpresiva cesárea y sin darme cuenta que se me hacía muy difícil escuchar a mi instinto. Por suerte, las cosas fueron mejorando a medida que yo me iba informando y descubría, maravillada, que sí, que conocía a mi bebé mejor que nadie en el mundo! Luego, vino una etapa en que me sentí muy culpable por esos primeros días "extraviada", pero ahora, luego de más de 20 meses como mamá, sé que hice las cosas mejor que bien!!! No nos podemos sentir culpables, porque el amor que damos y recibimos día a día es la mejor señal de que vamos por buen camino :) Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Diana. Cuántas coincidencias, che! Piel de gallina. Comparto en que no podemos sentirnos culpables (aunque a veces es inevitable) porque el amor que recibimos de ellos día a día es la mejor señal de buen camino.

      Besote enorme y gracias!!!

      Eliminar
  17. Creo que cada uno tenemos nuestros oasis, sí, así en plural. El mío por excelencia es mi pueblo, donde pasé los mejores momentos de mi infancia entre flores y cabras, jajajaja... nada glamuroso, pero me sirve para evadirme de vez en cuando. Las manualidades y la cocina, sobre todo las tartas y los postres, también me ayudan a romper con la rutina y centrarme en mí misma, para variar. Pero mi oasis también es mi familia, mi marido e hijos. Cuando siento que el mundo de fuera me supera o me pone en duda, sólo tengo que mirarles a los ojos para saber que son mi refugio del mundo. Todo va bien si estamos juntos.
    Pero también tengo mi oasis maternal, que son los blogs como el tuyo, gente como tú que se da a los demás.
    ¿Qué quieres que te diga? Tu entrada me parece preciosa y muy bien escogida la palabra :-)
    ¡Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Arusca!!! Que precioso oasis el tuyo. Una vez leí un post tuyo sobre tu pueblo y me encantó...
      Gracias, hermosa!!! Me emocionaron tus palabras. Sos un sol!!!

      Besotes gigantes, che!!!!

      Eliminar
  18. Puaaa... No sé qué más añadir.
    Arrancas con una visión humorística del oasis, te pones seria para hablar de la aceptación de nuestra imperfección y terminas con un colofón absolutamente conmovedor...

    Yo acabo de aterrizar en vuestro proyecto de ponerle palabras a todo ese sentir maternal y cuanto más os leo más estupefacta me quedo, Pao. Siento que irrumpo en una fiesta que empezó hace ya un rato, pero llego con ganas tremendas de bailar a vuestro son.
    :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja bienvenida Nuria!!! No interrumpís para nada y estamos contentas de tenerte en el #azdelamaternidad. A bailar se ha dicho, che! ;-D

      Besotes

      Eliminar

Me harías muy feliz si me dejaras un comentario, che!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.

Seguí el blog por email