miércoles, 5 de febrero de 2014

La maternidad de la A a la Z - A de arcoíris

Sigo mi #azdelamaternidad a contrarreloj. Porque como dice el Indio Solari, "el que abandona no tiene premio". Es increíble que ya se esté terminando el diccionario colectivo ideado por Trimadre a los 30. Me parece ayer cuando las conocí, Vero y Nieves.

A de Arcoíris


Cazadora de arcoíris - Capilla del Monte, diciembre de 2010

El Arcoíris es un fenómeno óptico y meteorológico que produce la aparición de un espectro de luz continuo en el cielo cuando los rayos del sol atraviesan pequeñas partículas de humedad contenidas en la atmósfera terrestre. La forma es la suma de un arco multicolor con el rojo hacia la parte exterior y el violeta hacia la interior.

Los rayos del sol involucrados con la formación del arco iris salen de las gotas de lluvia con un ángulo de aproximadamente 138 grados respecto de la dirección que llevaban antes de entrar en ellas. Este es el "ángulo del arcoíris", descubierto por René Descartes en el año de 1637. Como el ángulo de salida es de sólo 138 grados, la luz no se refleja exactamente hacia su origen. Esto hace posible que el arco iris sea visible para nosotros, que no solemos encontrarnos exactamente entre el sol y la lluvia. De manera que siempre, si nos colocamos de frente a un arco iris, el sol estará detrás de nosotros.*

Esa es la explicación científica de dicho fenómeno pero desde tiempos ancestrales, múltiples tradiciones han experimentado su asombro ante este espejismo de sietes colores proyectados en el cielo luego de las lluvias y sobre él han intuido e instituido un vasto simbolismo. Así por ejemplo, según el antiguo testamento, el arcoíris fue creado por Dios tras el diluvio universal (Génesis 9,11). Para la antigua Grecia, es la diosa del arcoíris la que descendía con sus alas y vestida por el rocío para comunicar la órdenes de Zeus y Hera. La antigua China considera el arcoíris como signo de la unión de yin y yang.
Se consideraba irrespetuoso señalarlo con el dedo.
En la creencia popular europea se relaciona con frecuencia el anuncio de futuras riquezas o del hallazgo de un tesoro (allí donde el arcoíris toca la tierra). Unas monedas célticas prehistóricas de oro se conocieron con el nombre de "llavecitas de arcoíris". En los mitos de la antigua Java el arcoíris es también una serpiente de dos cabezas; una cabeza absorbe agua en el mar del Norte y la otra vuelve a escupirla en el mar del Sur. En el antiguo Perú, el Imperio Inca,  relacionaba el arcoíris con el Sol sagrado y los reyes incas lo llevaban en su escudo de insignias.

*Wikipedia 


La leyenda guaraní del arcoíris


Siete mariposas vivían hace muchos siglos en el corazón de la selva correntina, cada una tenía un color distinto. Despertaban la admiración de los habitantes del monte y al volar ¡qué hermoso efecto producían sobre el verde follaje! Cierto día, una de ellas se hirió con una larga espina, la herida era fatal y, al comprenderlo, las mariposas restantes ofrecieron cualquier sacrificio para evitar que la muerte separase a su compañera. Entonces oyeron una voz que les dijo: "¿Están ustedes dispuestas a dar la vida con tal de permanecer juntas?".- Todas contestaron que sí. -De inmediato negros nubarrones oscurecieron el cielo y se desató una fuerte tormenta de viento y lluvia, un remolino envolvió a las siete mariposas amigas elevándolas hacia el infinito. Una vez restablecida la calma, el sol volvió a brillar con más fulgor que nunca, y al mismo tiempo aparecía en el firmamento un extraño arco luminoso, formado por los siete colores.  


El arcoíris y yo

Bastian - La historia sin fin

Ya conté en el post Over the rainbow lo que significan los arcoíris para mí. Ver un arcoíris pintado en el cielo es volver a creer en lo mágico. Ya sé, y tienen razón de tildarme de ilusa. Es irónico porque siempre le busco el origen a todo y soy enroscada con las definiciones sin sustento que tienen más que ver con creer porque sí. No obstante, hay algo del mundo mágico y colorido de la infancia, mi propio Fantasía que todavía vive en mí. Así que al ver un arcoíris devengo niña y ahora que soy mamá me gusta imaginar cuáles serán los sueños e inquietudes de Muriel a medida que vaya creciendo. ¿Será un poco distraída y fantasiosa como yo? ¿Será todo lo contrario? ¿Será como su papá? Y llego a una conclusión: será ÚNICA.

No obstante, creo que hay algo de lo que veían los incas en sus colores. Cada color era un símbolo, un aspecto. Eso me hizo pensar en la maternidad y en sus facetas...


Los 7 colores de la maternidad

The dark side of the moon - Pink Floyd

La maternidad no es monocromática. La maternidad es explosión de colores. Incluso nuestros estados anímicos van cambiando de "color" en las diferentes circunstancias y etapas. Entonces, por qué no pensar en la maternidad como ese prisma que refleja nuestros colores.
Pensé, pensé y pensé y (me) descubrí viendo en la maternidad los 7 colores del arcoíris. TOMÁ MATE!

Rojo: roja me puse el día que el test dio positivo. En mi caso, primero de susto. Estaba, hablando mal y pronto, cagada en las patas. Pero increíblemente no me puse pálida. Al contrario era una tarde de invierno y, aunque ya lo sospechaba, al ver las dos rayitas mis mejillas se pintaron de color rojo intenso. En ese momento no lo supe (estaba en shock), pero ese rojo en las mejillas simbolizaba el amor que iba creciendo en mi vientre. Mi pequeña brillante como el mar pintó de rojo mi vida. La sacudió, literalmente! Nunca pensé que se podía amar con tanta intensidad. Muriel es la revolución de mi antiguo estatus quo.

Naranja: con el naranja se condensan los momentos más alegres de mi maternidad. La primera patadita, la primera mirada, la primera sonrisa, la primera cagada (ese primer pañal que risa nos dio, imposible limpiarla), el primer balbuceo, su primera palabra, la primera papilla, el primer mamá. Todas sus primeras veces las recuerdo en color naranja. El naranja para mí es la parte divertida de la maternidad. La que nos llena de pilas cuando venimos cayendo en picada. La que nos roba una sonrisa en cualquier momento y lugar.


Amarillo: amarilla es la luz del faro, los faros que construye la maternidad, mi maternidad. Cada vez que tomamos decisiones, que pasamos por momentos difíciles de forma airosa, que nos caemos y logramos levantarnos y avanzar en el océano de la maternidad, hay una luz amarilla que nos vuelve poderosas, invencibles. Amarillo es fortaleza. Yo soy leonina. No sé si el signo influya en algo. Tengo mis dudas. Pero dicen que amarillo es mi color, porque simboliza el sol. Es lindo pensarlo así. Hoy para mí el amarillo es uno de los colores más importantes y ¿sabés por qué? Porque es el primer color que reconoció y nombró Muriel. Amarillo por ahora es su color preferido.

Verde: verde me dejó varias veces la ropa Muriel mientras la estaba cambiando. ¿A qué sabés de qué hablo, che? Cuando nuestrxs peques empiezan a crecer descubrimos que son pequeños Hulk. Sí, se ponen verdes en cuestión de segundos. Los que saben dicen que ese estado bola de nervios incontrolable se llama berrinche. Sin embargo, no son los únicos que se ponen verdes. Con el correr de los días cae nuestro nivel de paciencia, crece nuestra desesperación y nosotras nos volvemos lo que se podría llamar una madre hulk. Ya que estamos hagamos composé. La casa se vuelve sede de una pseudo batalla campal. Pero, esperá. Verde también es el color de la esperanza. Y aunque parezca que ciertas etapas son eternas, tenemos la esperanza (al menos queremos creer que sí) de que la peor parte pasará.

Azul: con el parto algo se rompe en mil pedazos en nuestro interior. Nos partimos. Hay un antes y un después en la vida de una mujer. Comenzamos el puerperio y la angustia se apodera de nosotras sin explicación. Lloramos. Al menos yo lloré mucho, como si las lágrimas intentaran lavar mi alma. Ya lo conté en este post y en éste. La sensación de tristeza mezclada con alegría fue recurrente. Cada una vive este proceso de diferente manera. Entonces, con el azul relaciono la sensiblidad a flor de piel. Ese proceso que nos REedita y nos REinventa. Esos momentos de soledad en los que conectamos con nosotras mismas.

Añil: la verdad es que el añil es un color raro. No es ni azul ni violeta. Así que lo voy a relacionar con la parte oscura de la maternidad. La que no podemos explicar ni definir exactamente. No es ni una cosa ni la otra. El añil de mi arcoíris tiene que ver con los miedos y las inseguridades. Con esa eterna preocupación cuando algo les pasa. Con las caídas y los chichones. Con las líneas de fiebre y los brotes. La maternidad nos convierte responsables de la otredad. La vida de nuestros hijos está en nuestras manos y eso, eso nos da pánico cada vez que lo pensamos. Color añil son las ganas de salir corriendo.

Violeta: violetas las ojeras por no dormir. Al menos las mías. Pero en este caso el significado que le veo al violeta es el contrario al añil. Violeta para mí en la maternidad es la imaginación. Ese volvernos un poco niñas. Es la creatividad que surge como por arte de magia en cosas en las que antes ni locas. Como el DIY o la cocina. El tejido o la escritura. Las payasadas y monerías que hacemos para robarles una sonrisa. Las canciones y los cuentos improvisados sobre la marcha. Los disfraces, los bailes y las cosquillas. Violeta es la conexión que alimentamos entre mamá, papá e hijx. Violeta es la fantasia y la inspiración. Dicen que el violeta se asocia a piscis, el signo de Muriel. Por ahora le encanta "estivir" (escribir) y "diujar" (dibujar). 


Mi arcoíris - Capilla del Monte, diciembre de 2010
La maternidad es arcoríris desde el principio. Un arco de colores, de sentimientos, de sensaciones, de miedos y anhelos se presenta ante nosotros. El día que nos conevertimos en madres, y no me refiero a parir sino al momento en que podemos finalmente definirnos como mujer y MADRE, ese día, nos transformamos en las mariposas de la leyenda guaraní...

 
Un abrazo... ¡Nos estamos leyendo!





23 comentarios:

  1. Y al final de ese arcoíris de la maternidad, nuestro mayor tesoro: la felicidad de nuestros hijos.
    ¡Qué buenísimo, Pao! Y precisamente ahora, que acabo de dejar en el cole a los niños, había un enorme arcoiris pintando el cielo :-D
    Me ha encantado la leyenda de las mariposas, y ese describir los colores de la maternidad ha sido genial!! Me identifico con el rojo, el verde... bueno, con todos!!!
    Una maravilla de post, chica. Un beso enorme :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor no lo podría haber dicho, Isa!!! La felicidad de nuestrxs hijxs es nuestro mayor tesoro! No me digas que viste un arcoíris hoy? Que genial, che! Viste qué linda la leyenda de las mariposas? A mí me encantó.
      Gracias miles... Besote gigante :-)

      Eliminar
  2. El "antes muertas que separadas" de los guaranies, que el naranja es la parte divertida de la maternidad y el color añil las ganas de salir corriendo... expresan de manera muy grafica (y colorista) los extremos a los que nos lleva la maternidad.

    Como siempre un post muy bonito, Pao. ¡Felicidades! :-)
    Un placer leerte.

    Lo de que el que abandona no tiene premio (en este caso el premio de haber completado el diccionario, que no es moco de pavo) también me ha hecho pensar... ¡mecachis! como no espabile...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Nuria! Me gustan tus lecturas de mis entradas, siempre le aportan al post y me dejás pensando con tus comentarios... Por otro lado, me encantan tus az, así que ponete las pilas y andá tratando de completarlo que quiero leerte, che!

      Un besote enorme :-)

      Eliminar
  3. Qué preciosidad, me encantó la analogía!!! Aunque esta morada ve en el violeta otras connotaciones, Jajajajaja. Ya sabes que últimamente veo la vida con mucho colorido, y he reflexionado en mis últimos post sobre el significado de los colores, así que me he visto, una vez más, plenamente identificada con la sensibilidad que te llevó a escribir este post.
    Brillante y luminosa, como siempre!
    Muchos besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Luci! Ya sé qué connotaciones tiene el violeta para vos ;-)
      En este caso me inventé el significado por lo que representan para mí o cómo los veo en la maternidad. Así que probalemente la pifie con los "verdaderos" significados. Soy un desastre en ese sentido. Me encanta que compartamos temas y que cada una le de su toque! Gracias miles por ser y estar, siempre! Te quiero.

      Besos miles

      Eliminar
  4. nunca me había parado a pensar en ello. Me ha gustado mucho tu comparación y el significado que le has dado a los colores... lo de la mamá Hulk me ha llegado al alma y es que has dado en el clavo a como me siento últimamente :P
    feliz día

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, che! Me alegra que te haya gustado. Creo que muchas coincidimos en mamá HULK.
      Un beso y feliz día!

      Eliminar
  5. Magistral..... La leyenda me encantó.... Pero las asociaciones de los colores ha sido mágico Pao.....vada vez que vea esos colores me transportarán a ti, a tu voz y a Muri.

    Las quiero vale????

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, mi Beauchis!!! Me pone contenta que el arcoíris te recuerde a nosotras...

      Te queremos mucho, diosamotora!!!

      Eliminar
  6. Me encantó, como siempre, Pao! Justo ayer pensaba en lo extraña que es la maternidad que te hace sentir taaantas cosas diferentes... pero no lo había puesto "en colores". Me encantó y me sentí muy identificada!
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, nena!!! Que lindo que te haya gustado. Hace unos días venía dándole vueltas a los colores de la maternidad...

      Un beso desde la otra orilla del Río de la Plata

      Eliminar
  7. Sembrá....has estado sembrá!!!!!!!!! me encantaron las leyendas sobre el arcoiris. Pero tus colores adaptados a la maternidad....vaya!!! los suscribo nena, los suscribo y te felicito. Faros y arcoiris...nos gustan a ambas ;)
    Besotes loviuuuuuuu

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja me hacés reír!!! Gracias, Lois!!! Compartimos pasiones, che!

      Besotes gigantes... loviuchu

      Eliminar
  8. Siempre me han gustado tu escritos Pao, siempre!!! Y este más, ahora que empezado a enseñarle los colores a mi pequeño. Te cuento que mi color favorito es el naranja (aunque suelo vestirme de rojo), ese naranja que te lleva a esos lindos recuerdos con Muriel.
    Te mando un besote che!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Diana!!! Que bueno, Muriel también está aprendiendo los colores. Cuando vea el naranja me voy a acordar de vos!!!

      Besote, amiga!

      Eliminar
  9. Pero Paoooo!!

    Qué pasada... Qué asociación más perfecta a todos y cada uno de los colores... Me he hinchasoqa reír con lo primero que has contado del verde... Jijijijiji Y esa cara de susto-asombro-alegría-emoción del rojo es que parece que me has descrito a mí esta última vez. Tan inesperado... Pero tan emocionante...

    Precioso post Pao, hoy te has salido querida.

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Vero! jajajaja si te contara anécdotas con el verde... Y lo del rojo, fue tal cual! Cómo nos revoluciona la noticia, che. Es inexplicable! Yo estaba muerta de miedo y no sabía si alegrarme... estado de shock!!!

      Un besazo y gracias de nuevo!!!

      Eliminar
  10. Qué post más completo! Te esmeras mucho en cada post, siempre siento que me quedo corta con cualquier bobada que diga. Eso sí, lo de las ojeras violetas te lo comparo jajaja :)

    ResponderEliminar
  11. ¿Sabes que siempre hay ma´s de un arco iris pero no siempre se ven? El segundo es relativamente fácil de ver. ¡Fíjate! Es más débil que el primero...

    Me encanta... todos los colores tienen una descripción tan bonita... y de repente el verde ¡Zas!, jajaja.

    Y qué lío. Cuando has dicho que te enteraste de que estabas embarazada en invierno, y yo pensando... "pero si fue a la vez que yo... ¡y era mayo!", jajajaja. ¡¡Tato hemisferio es un lío!

    Me ha encantado porque para mí el arco irirs y los 7 colores dicen mucho, también con los chakras y esas historias...

    ¡Muchos besos! Es de los que más me ha gustado , de verdad :)

    ResponderEliminar
  12. Pao, me ha encatado este post!!!!! Desde el principio contando la leyenda guaraní (que no conocía) hasta la descripción de la maternidad según los colores.... TODO!!!!!!

    Super dulce como siempre y lleno de sentimiento, me tocaste la fibra, cielo!!!!!

    un besazo gigante!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar

Me harías muy feliz si me dejaras un comentario, che!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Se ha producido un error en este gadget.

Seguí el blog por email